Las bibliotecas atan los dedos a los estudiantes

Imagen CC by-nc-nd. Juan Salmoral

Esta propuesta ha llegado a las bibliotecas a través de la nueva campaña contra el ruido. El objetivo es evitar el molesto ruido que hacen los bolígrafos, lápices o rotuladores al caer sobre la mesa o el suelo, fruto de los habilidosos estudiantes circenses al hacer malabarismos con dichos objetos.

Un comité de sabios bibliotecarios ha decidido atar los dedos corazón, índice y pulgar a los estudiantes que frecuenten las bibliotecas hasta final de año. El actual recordman de esta disciplina ha manifestado estar en total desacuerdo ante esta medida. Dice que se perderá un clásico en las bibliotecas y una de las formas más efectivas de concentrarse y de ligar en ellas.

Imagen CC by-nc-nd. Juan Salmoral

Alex DotCom
Sobre Alex DotCom 36 Artículos
De lo que leo y escucho me creo la mitad. De lo que escribo y digo me creo una cuarta parte. Me descargo libros de Internet, aunque luego no los lea.